Advertisement
Búsqueda personalizada
Inicio arrow Educacion Basica arrow Naturaleza Basica arrow PLANTAS MEDICINALES (USOS 11)
miércoles, 22 de noviembre de 2017
 
 
PLANTAS MEDICINALES (USOS 11) E-Mail
Calificación del usuario: / 1
MaloBueno 
 
 
 

PLANTAS MEDICINALES PARA EL APARATO GENITOURINARIO

     
     
     

DEL APARATO URINARIO

Dentro de este apartado podemos destacar tres grupos:

  • Plantas de acción antisépticas urinarias: poseen interés las plantas con arbutina que por hidrólisis liberan hidroquinona responsable de la acción antiséptica urinaria, al eliminarse por vía renal: Gayuba, Brezo, Ortosifón, Pino, Enebro.
  • Plantas de acción diurética: Esta acción la ejercen aquellas plantas que son ricas en sales minerales, sobre todo en potasio, flavonoides, etc. Entre ellas tenemos: Adedull, Grama, Vara de oro, Maíz, Cola de caballo, Ortiga verde, Arenaria, Rabos de cereza.
  • Plantas de acción antilitiasica: es decir, que favorecen la disolución de los cálculos renales, por eliminarse por vía renal, a la vez que impiden su formación. Dentro de estas plantas destaca el Lepidio o Rompepiedras.

 

PLANTAS ANTISEPTICAS URINARIAS : Gayuba, Brezo, Ortosifón, Pino, Enebro.

GAYUBA  (arctostaphylos uva-ursi Sprengel)

 

     
   
     

Se emplean las hojas.

 

Contiene abundantes taninos gálicos que por hidrólisis dan glucosa, ac. galico y ac. elagico, los cuales le confieren una acción astringente. Contiene un glucósido, la arbutina (arbutósido), acompañado de metilarbutósido con propiedades antisépticas y antimicrobianas, sobre todo del sistema urinario.

El arbutósido es estable en la planta gracias al tanino, el cual se hidroliza en el intestino liberando la aglicona (hidroquinona), que en el hígado se transforma es derivados conjugados, excretados por vía renal, donde actúan como antisépticos. Es necesario procurar que la orina sea alcalina para que se puedan descomponer los ésteres, por tanto se recomienda una alimentación alcalina durante su tratamiento.

Posee una acción diurética. Contiene flavonoides derivados de quercetol y de triterpenos pentacíclicos (ácido ursólico acompañado de su alcohol correspondiente, el uvaol). Recientemente se ha encontrado alantoina, de propiedades cicatrizantes.

Es antigonadotrópico.

En infecciones de vías urinarias: cistitis, uretritis, pielitis, etc. Fue empleado para bronquitis, la enuresis y la diarrea, aunque para estos fines existen mejores plantas.

Su exceso de taninos puede afectar al estómago y producir irritación y estreñimiento. Por ello es recomendable prepararla por maceración en agua fría durante 24 horas a razón de 1 ó 2 cucharillas por cuarto litro de agua.

BREZO (Calluna vulgaris L.)

 

     
   
     

Partes utilizadas: las sumidades floridas.

Planta semejante en cuanto a sus acciones a la gayuba. Sus principios activos son, sobre todo, taninos y heterósidos fenólicos (arbutósidos) que le confieren efecto astringente. También posee pigmentos flavónicos, triterpenos pentacíclicos (ac. ursólico).

Los arbutósidos se hidrolizan en intestino y se convierte en hidroquinona con actividad diurética, sedante y antiséptica de vías urinarias.

Se sabe que contiene también: ácido cítrico, ácido fumárico, un aceite (ericinol), una resina (ericolina), glucósidos flavonoides, quercetina y miricitrina.

Esta indicado en infecciones de vías urinarias: cistitis, pielitis, urolitiasis, prostatitis. Diarreas. Reumatismos, gota. Se ha empleado en el tratamiento del ácido úrico, y se considera popularmente como buen depurativo (reúma, gota). También se emplea en eczemas, tanto interna como externamente.

Deben evitarse las sobredosis por su exceso de taninos. Se recomienda realizar tratamientos discontinuos.

ORTOSIFON (Orhosiphon stamineus Bentham.)

Planta originaria del Sureste de Asia hasta Australia y de America tropical. También se

     
   
     

denomina té de Java. Se emplean las hojas y las sumidades floridas.

No se conoce muy bien los principios activos responsables de su acción. Se han encontrado aceite esencial, sales minerales ricas en potasio, taninos, saponinas, colina, betaína, beta-sitosterol, alcoholes triterpénicos (ortosifonol, alfa y beta-amirina) y un heterósido (la ortosifonina).

Es sobre todo un buen diurético, favoreciendo la eliminación de cloruros, algunos le consideran también antilitiasico, anque como con todos los diuréticos no se recomienda su uso prolongado.

Además es colagogo, hipocolesterolemiante y antiespasmódico.

Indicado en calculos renales, esclerosis renal, ácido úrico, edemas, afecciones hepato-renales, etc.

 

 

 

ENEBRO (Juniperus communis L.)

Se utilizan las bayas. De él se extrae la ginebra.

 

 

     
   
     

Contiene un principio amargo (juniperina), aceite esencial constituido sobre todo por terpenos (pineno, canfeno, cadineno, sabineno, mirceno, cineol, etc) y alcoholes terpénicos. Glucósidos, ácidos orgánicos, ceras, resina, taninos y flavonoides.

Sus propiedades son: Tónico, eupéptico y estomáquico. Diurético, antiséptico, hipoglucemiante, sudorífico, colagogo y antilitiasico (vesícula biliar).

En uso externo es revulsivo, antimicótico y antirreumático.

Se utilizaen estados edematosos, afecciones renales y de vejiga, reumatismos, diabetes. En uso externo se utiliza en neuralgias, dolores reumáticos, afecciones cutáneas (micosis, eccemas), alopecias.

Se recomienda hacer tratamientos discontínuos, descansando cada 9 días, porque puede provocar la aparición de albuminuria por irritación renal (nefrotóxico).

No usarlo en embarazo, ni en personas con problemas renales.

PLANTAS DIURETICAS: Abedul, Grama, Vara de oro, Maíz, Cola de caballo, Ortiga verde, Arenaria, Rabos de cereza.

MAIZ (Zea mays L.)

     
   
     

Se utiliza los estilos, mal llamados estigmas.

Contiene materias minerales ricas en sales de potasio, ácidos grasos no saturados (oléico y linoléico), taninos, esteroles, alantoína y trazas de aceite esencial.

Sus propiedades son: diurético (sales de potasio)

, antiateromatoso (ácidos grasos) e hipoglucemiante.

Se utiliza en afecciones renales: oliguria, nefritis, litiasis renal. Arteriosclerosis. Diabetes.

Contraindicado en inflamaciones de próstata.

 

 

 

VARA DE ORO (Solidago virga-aurea L.)

Se le llama también Solidago. Su nombre se debe a la rigidez de su tallo coronado por flores amarillas dispuestas en racimos en la parte superior del tallo.

     
   
     

Se utiliza la sumidad florida.

Su contenido en saponinas, flavonoides (rutósido, isoquercitrósido, astragalósido), taninos catéquicos, ácidos-fenoles (cafeico, clorogénico) y aceite esencial, le confieren propiedades diuréticas, tónicos venosos, acción vitaminica P (disminuyen la permeabilidad capilar y aumentan su resistencia) y astringente.

Favorece la eliminación de los productos de deshecho del organismo, aumentando la diurésis, por lo que es una planta muy útil como depurativa y drenadora del organismo.

Indicada en casos de retención de líquidos, edemas, nefritis agudas, cistitis, enfermedades de la piel, piernas pesadas, varices, síndrome premenstrual, gota, diarreas, etc.

GRAMA (Agropyrum repens P. Beauv.)

 

     
   
     

Planta conocida desde los tiempos de la antigua Grecia donde era empleada para tratar muchísimas enfermedades. Invade con fercuencia los campos de cultivo, extendiéndose rápidamente, causando daño a los cultivos.

Se emplea el rizoma.

Es rica en sales de potasio y silicio. Contiene abundantes glúcidos, sobre todo, triticina (fructosano), trazas de un aceite esencial (el agropireno o capilleno) y pequeñas cantidades de un heterósido aldehídico (el vanillósido).

Dichos componentes le confieren propiedades diuréticas, emolientes y antimicrobianas, siendo muy útil en casos de edemas, cistitis, reumatismos, gota, oligurias, retención de líquidos, etc.

ARENARIA (Arenaria rubra L. = Spergularia rubra Pers.)

Partes utilizadas: La planta entera.

     
   
     

Presenta numerosos flavonoides que le confieren una gran acción diurética. Por aumento de la diuresis tiene acción uricosúrica y antirreumática.

Posee también cumarinas, y se ha visto que tiene propiedad de disolver los cálculos renales (antilitiasica).

Indicaciones: Oligurias, cistitis, edemas, cálculos renales, hiperuricemia, gota, reumatismo, hipertensión.

 

 

 

 

PLANTAS ANTILITIASICAS: Rompepiedras, Arenaria.

ROMPEPIEDRAS O LEPIDIO (Lepidium Latifolium L.)

 

     
   
     

Se utiliza la parte aérea entera. Su máximo efecto se ha conseguido cuando se utiliza la planta fresca.

De la composición del Rompepiedras se conoce muy poco, se sabe que contiene una esencia sulfurada a la que se le atribuyen propiedades aperitivas, tónico estomacal y diurético.

Contiene también otra sustancia llamada lepidina a la cual se deben sus propiedades citotóxicas (antimitótica, se ha comprobado en animales de experimentación), antifúngica, acción contraceptiva, mejora la acción sobre el metabolismo del páncreas (lo que la hace útil en caso de diabetes mellitus) y acción antileishmania a nivel hepático sobre todo (esta acción es muy importante, ya que se considera como un nuevo tratamiento, siendo la leishmaniosis, una enfermedad endémica en muchas regiones de España).

También contiene gomas y mucílagos.

Sin embargo su propiedad fundamental, constatada en pocos libros, es su capacidad de disolución de cálculos de vías urinarias. Indudablemente su composición todavía no justifica esta interesante particularidad, pero se trata de un hecho comprobado experimentalmente por diversos fitoterapeutas, desde hace siglos. De estas experiencias, se deduce que es sobre todo activa en los cálculos de oxalato cálcico. En ningún caso ha producido efectos indeseables.

En uso externo su acción es rubefaciente (semejante a la de la mostaza) por lo que suele emplearse en caso de dolores artrósicos, ciática, etc.

Se ha utilizado en caso de Leishmaniosis, digestiones lentas y pesadas, pero sobre todo nosotros lo recomendamos en casos de litiasis renal, tanto para disolver los cálculos (sobre todo de oxalato), como para su tratamiento preventivo y evitar la formación de dichos cálculos, ya que además de tener capacidad para disolverlos, es diurético, por lo que forzará la diuresis, dificultando con ello cualquier tipo de depósito o precipitación a nivel renal.

PARA APARATO GENITAL FEMENINO

Dentro de este aparato podemos destacar tres grupos:

PLantas de acción emenagoga: es decir, son plantas que favorecen o estimulan la aparición de las reglas. Algunas plantas, ricas en esencia, ejercen una acción emenagoga como consecuencia de la acción congestiva que desarrollan a nivel de útero y ovario.

Otros compuestos como alcaloides, glucósidos, etc., pueden ejercer esta misma acción: Artemisa, Calendula, Ajenjo, Perejil, Ruda, Salvia, Tanaceto. Algunas a dosis superiores a las terapeúticas, son abortivas.

Plantas de acción antiespasmódica a nivel uterino: suelen emplearse estas plantas por sus efectos beneficiosos en el tratamiento de la dismenorrea: Milenrrama, Manzanilla amarga, Manzanilla dulce, Salvia, Celidonia, Caléndula, Ciprés, Tomillo, Saúce.

Plantas de acción antihemorragica: se utilizan plantas de acción vasoconstrictora y astringente y se usan en aquellos casos de reglas abundantes. Dentro de este grupo destaca la Hamamelis y el Hidrastis. Otras: Ortiga blanca, Ciprés.

 

PLANTAS EMENAGOGAS: Artemisa, Caléndula, Ajenjo, Perejil, Ruda, Salvia, Tanaceto.

ARTEMISA (Artemisia vulgaris L.)

Se utilizan las hojas y las sumidades floridas.

Contiene aceite esencial, cuyo componente principal es el cineol o eucaliptol, junto con pequeña cantidad de trazas de tuyona y un compuesto acetilénico (ester de hidromatricárico) que le confiere propiedades vermífugas,

     
   
     

antibióticas, emenagoga y antiespasmódica.

Lactona sesquiterpénica (vulgarina) con acción antiinflamatoria. También posee poliinos y quebrachitol.

A dosis altas, por su contenido en tuyona puede ser convulsivante.

Se utiliza en amenorreas y dismenorreas, sobre todo, también se puede utilizar como estimulantes del apetito y de la digestión.

 

 

CALENDULA O MARAVILLA (Caléndula officinalis L.)

Se utilizan las flores.

No se ha encontrado todavía una correlación entre los principios activos que posee con las propiedades medicinales que presenta.

     
   
     

Contiene aceite esencial y ácidos orgánicos (ácido silicílico) que le confieren una acción emenagoga, antiespasmódica, sudorífica y colerética. Además su contenido en ácido salicílico le hace ser antiagregante plaquetaria.

También posee flavonoides (derivados del quercetol e isorramnetina). Taninos. Saponósido triterpénico (hidrolizable en el ácido oleanólico, ácido glucorónico, glucosa y galactosa) con acción hipotensora y vasodilatadora.

Su contenido en poliinos y carotenoides muy abundantes (carotenos, licopeno, violaxantina) le proporcionan una acción antiinflamatoria.

Los alcoholes triterpénicos (arnidiol, faradiol, taraxasterol, alfa y beta-amirina) y su contenido en un principio amargo (calendina) le confieren una acción antibiótica (sobre todo trichomonas vaginalis), antifúngica, antiviral y estrogénica.

Algunos autores le atribuyen una acción antitumoral (P. Manolov, T. Boyadzhiev y P. Nikolov,, 1.965).

En uso externo es antiinflamatoria, antiséptica y cicatrizante por su contenido en carotenos y manganeso. Antiveneno (picadura de insectos y de celentéreos (medusas). ).

Se utiliza en: Alteraciones de la menstruación. Falta de bilis. Enfermedades infecciosas.

Uso externo: contusiones, úlceras, congelaciones, forúnculos, acné, picaduras de insectos.

PLANTAS ANTIESPASMODICAS: Milenrama, Manzanilla amrga, Manzanilla dulce, Salvia, Celidonia, Caléndula, Ciprés, Tomillo, Saúce.

MILENRAMA (Achillea millefolium L.)

Se usan las sumidades floridas.

Sus fitoconstituyentes son: Un sesquiterpeno de color azul (camazuleno) semejante al contenido en la manzanilla, formando parte del aceite esencial (0,5-0,8%), de propiedades antiinflamatorias y cicatrizantes. Además el aceite esencial también posee cineol, acetato de bornilo,

     
   
     

pineno, borneol y alcanfor.

Su componente amargo, la aquilicina, lactona sesquiterpénica tipo guaianólico, con propiedades antiinflamatorias, antihemorrágicas y cicatrizantes.

Flavonas, apigenol, luteolol y sus glucósidos, con propiedades antiespasmódicas.

Otras 3 nuevas flavonas recientemente descubiretas, tetra y pentametoxiladas.

Compuestos nitrogenados del grupo de las betaínas (betaina, stachidrina, betonicina, colina).

Taninos, ácido cafeíco, potasio, clorofila, trazas de compuestos acetilénicos y de un heterósido cianogenético, etc.

Sus propiedades son antiespasmódicas (camazuleno y flavonas), antiinflamatorias (camazuleno y aquilicina), antihemorroidal, astringente, cicatrizante, antihemorrágico (aceite esencial y aquilicina). Además también le han atribuido acciones emenagogas, estimulante difestiva, carminativa, colerética, antirreumáticas, antipiréticas, antineurálgicas y parasimpaticolítica.

Se ha usado para múltiples afecciones: Fiebre, diarreas, regulador de la menstruación, dismenorreas, menopausia, espasmos digetivos y uterinos, estimulante de la secreción gástrica, hemorrágias, falta de apetito, vermífugo, neurosis, convulsiones, gota, reuma, litiasis biliar, trastornos de la circulación (varices, hemorroides, flebitis), enuresis, etc.

Dosis elevadas pueden producir dolores de cabeza y vértigos. Existen presonas alérgicas a dicha planta.

PLANTAS ANTIHEMORRAGICAS: Hamamelis, Hidrastis, Ortiga blanca, Ciprés.

HIDRASTIS (Hydrastis canadensis L.)

Procede de USA y Canadá y es también llamado "sello de oro" o "sello dorado". Deriva de una planta griega que significa "convertir en agua" por su efecto, a dosis

     
   
     

elevadas, sobre la secreción de las mucosas.

Se emplea el rizoma, acompañado de finas raíces.

Contiene principalmente tres alcaloide: la hidrastina (no es soluble en agua), berberina y canadina. La hidrastina se desdobla en ácido opiánico e hidrastinina (es más activa que la hidrastina), que le confiere una acción vasoconstrictora, tónica venosa, hemostática, antihemorroidal, hipertensora y oxitócico (aumenta el tono y las contracciones uterinas) por lo que resulta útil en varices, hemorroides, úlceras varicosas, hemoptisis, hemorrágias uterinas, menorragia.

La berberina es hipotensora pero áctua más como estimulante del peristaltismo intestinal y del tono uterino, aliviando su congestión.

Se le considera buen antiséptico bucal y de las vías urinarias. Es cicatrizante, estomáquico, algo laxante, estimulante muscular y del sistema nervioso, hipoglucémico.

Es conveniente no emplearlo durante el embarazo. Puede teñir la orina o las heces de amarillo.

Precauciones: A dosis elevadas es tóxico, provocando convulsiones, seguidas de parálisis bulbar y medular.

HAMAMELIS (Hamamelis virginiani L.)

Se utiliza la corteza y sobre todo las hojas.

 

     
   
     

Las hojas contienen taninos gálicos: hamamelitanino (ester del ácido gálico y de la hamamelosa) y taninos catéquicos o condensados (estos son semejantes a las leucoantocianinas). Acidos-Fenoles: gallico y caféico (esencia). Derivados flavonoicos: glucósidos de quercetina, Kaempferol y miricetina. Derivados flavanicos (catecol, epicatecol) solo se encuentran en las hojas frescas, en la planta seca desaparecen y solo se hallan sus polímeros. Acido quínico (está en la planta en primavera, pero en otño no). Colina, principios amargos y trazas de esencia.

Sus propiedades son astringente, vasoconstrictor venoso, descongestionante pelviano, antihemorrágico, cicatrizante, antibacteriano urinario y genital (taninos), hemostático y con acción vitamínica P que actúa sobre la microcirculación (derivados flavónicos).

En uso externo es astringente y cicatrizante. Se utiliza en caso de dermatitis, eritema, eccema....

Se utiliza en afecciones venosas: varices, hemorroides, pirenas pesadas, edemas, flebitis, metrorragias, síndrome premenstrual, congestiones uterinas, problemas circulatorios de la menopausia.

Se utiliza también en cosmética.

La composición de la corteza es análoga a la de las hojas.

ORTIGA BLANCA (Lamium albummm L.)

Se utiliza la planta florida.

 

     
   
     

Posee taninos catéquicos a los que debe su acción tónica, astringente y antiinflamatoria. Además contiene flavonoides de la colina (glucósidos del quercetol y Kaenferol) y ácidos fenólicos, que le confieren una acción antiséptica, vasoconstrictora y hemostásica.

La presencia de mucílagos le hace ser emoliente. Trazas de aceite esencial, aminas (histamina, tiramina, metilanina) y saponósidos.

Se utiliza por vía interna en diarreas, metrorrrragias, dismenorreas, varices, hemorroides, prostatitis.

Externamente en vaginitis, leucorreas. Hemorroides. Afecciones bucofaringeas (glositis, estomatitis, faringitis, gingivitis). Heridas, llagas úlceras, quemaduras.

FITOTERAPIA BASICA DEL APARATO GENITAL MASCULINO

Dentro de este apartado podemos únicamente ver plantas que actuan a nivel de la prostata: Sabal, Pigeum africano, Ciprés, Calabaza.

 

SABAL (Sabal serulata Benth et HooK)

Se utiliza el fruto maduro y desecado.

Composición química:

 

 

     
   
     

Posee abundantes hidratos de carbono, manitol, materias grasas y lipasa. Aceites esenciales, carotenoides y esteres de ac. grasos, entre otros cabe destacar, el ácido mirístico, láurico y valeriánico. Acidos grasos libres, ácido antranílico libre, esteroides, beta-sitosterol, palmitato, estigmaterol, campesterol.

 

Alcoholes grasos alifáticos como el hexacosanol, octacosanol y triacontanol que junto con el cicloartenol (de propiedades antiinflamatorias) contribuyen a la actividad terapéutica del extracto hexánico.

Flavonoides: rutina, rhoifolina, isoquercitrina y kamferol.

Los estudios clínicos de las propiedades han puesto en evidescia su eficacia en el tratamiento de los trastonos funcionales del adenoma prostático.

La hipertrofia adenomatosa prostática presenta una dependencia androgénica, mediada bien por la testosterona libre o sintentizada "in situ" a partir de la alfa-androstenodiona. En una primera etapa la testosterona se transforma por la acción de una 5-alfa-reductasa en la dihidrotestosterona (DHT). Esta es la forma activa de la hormona, que a continuación es transportada por una proteína citoplasmática hacia su sitio receptor. Esta teoría implica que los inhibidores de estas cadenas bioquímicas tengan una acción favorable sobre esta patología.

El Sabal serulata posee estas propiedades, las cuales no se ejercen más que a un nivel local, sin otra incidencia hormonal. Sin interferir a nivel del eje hipotálamo-hipofisiario, no presenta propiedades progestagenas o estrogénicas, que suelen ser fuente de efectos indeseables.

La farmacología permite por otro lado poner de manifiesto un importante efecto descongestivo y antiedematoso, que és más neto sobre las fases vasculares de la inflamación con reducción de la permeabilidad capilar. Esta actividad es particularmente interesante en el curso del desarrollo evolutivo donde el factor congestivo pelviano toma un papel preponderante en la determinación de la sintomatología.

Los estudios endocrinológicos, farmacológicos y bioquímicos del Sabal serulata demostraron una actividad antiandrogénica periférica. En los ensayos "in vitro" en rata y ratón demostró una oposición a la estimulación androgénica (exógena y endrógena de la prostata), "in vitro" presenta una buena afinidad por el receptor citosólico de la próstata ventral en ratas. No se han puesto de manifiesto otras actividades hormonales.

Las observaciones clínicas y experimentales demostraron por tanto la importancia de la regulación hormonal en la función y patología de la próstata. La estrogenoterapia es un arma eficaz, pero se acompaña de efectos secundarios perjudiciales, como inhibición de la secreción de hormonas gonadotropas. Además aparece pérdida de la líbido, hipertrofia mamaria, edema de los mienbros inferiores, etc.

El estudio realizado sobre el tratamiento de esta patología, se encaminó primero por tanto a la búsqueda de antiandrógenos verdaderos, es decir, que sustituyen a los antiandrógenos, como la cyproterona y la flutamida. Su eficacia se demostró por Scott pero el efecto antihormonal es tal que su utilización no ha salido del estadío experimental. Debido a los efectos indeseables ligados a la terapéutica con estrógenos y antiandrógenos se estudió la acción del complejo lípido esteroídico procedente de los frutos del Sabal serulata. Los resultados de estos estudios farmacológicos y bioquímicos han permitido poner en evidencia un efecto antiandrogénico periférico, con una disminución de la fijación de dihidrotestosterona a nivel de los receptores tisulares prostáticos e inhibición de la 5-alfa-reductasa, presenta igualmente un efecto antiedematoso. El efecto antiandrogénico se manifiesta vis a vis de la estimulación androgénica exógena e igualmente endógena..

Se recomienda en el tratamiento local del hiperandrogenismo, en el hirsutismo femenino, virilismo, acné androgénico y otros desordenes ginecológicos causados por una excesiva estimulación androgénica. La planta no afecta a la secreción normal de gonadotropinas, ni tiene efecto estrogénico, ni afecta al ciclo menstrual normal de la rata.

Carece de contraindicaciones y efectos secundarios.

PYGEUM (Pygeum africanum HooK)

Se utiliza la corteza.

 

     
   
     

Posee taninos, diversos esteroles (beta-sitosterol, beta-sitosterona), diversos triterpenoides pentacíclicos (ac. ursólico, alfa-hidroxiursólico, ac. oleanólico, ac. crataególico, friedelina), ácidos grasos (nanocosano y hentriacontano), alcoholes lineales (n-tetracosanol, n-docosanol y n-docosil transferulato).

La actividad del Pygeum africanum se atribuyó inicialmente al beta-sitosterol y más recientemente al n-docosanol.

Es utilizado para el tratamiento de la hipertrofia prostática benigna. Su eficacia ha sido probada a nivel farmacológico y clínico, y ello ha justificado los esfuerzos encaminados al aislamiento de sus principios activos.

Su posible interés en el tratamiento de la hipertrófia prostática se detectó, a raíz de las observaciones de que ciertas tribus africanas utilizaban ya el polvo de la corteza de diversas plantas, entre ellas las procedentes de esta especie, para mejorar las micciones difíciles en personas de edad avanzada.

Desde 1969 viene siendo utilizado y su uso se ha extendido más ampliamente en clínica desde hace una decena de años, con el fin de mejorar los síntomas funcionales del adenoma prostático. Es muy útil en el tratamiento de aquellos adenomas o en aquellos enfermos que no se pueden operar, produciendo una mejoría parcial en la sintomatología funcional. El principio activo responsable de la actividad sería un complejo lípido esteroídico que se ha conseguido aislar e identificar.

Entre sus acciones cabe citar las siguientes: regenera y estimula el tejido glandular prostático, mejora los sintomas funcionales ligados al adenoma prostático. Luego, sus indicaciones serían en los trastornos funcionales del adenoma protático.

El estudio estadístico mostró que el tratamiento no modifica o lo hace muy poco, el volumen, pH, concentración en espermatozoides y su mobilidad. El líquido seminal se modifica, en cuanto al contenido en fosfatasa ácida y proteínas que aumentan, mientras que el contenido de fructosa no se modifica..

El análisis del contenido con proteínas demuestra que las proteinas séricas disminuyen, mientras que las prostáticas aumentan. Este aumento de la secreción no es apreciable si se encuentran presentes en el líquido seminal la Inmunoglobulina A. La Ig A suele acompañar en general una infección del tracto genital y en particular en las infecciones prostáticas. Por lo que parece que este tratamiento con el Pygeum africanum será en general eficaz principalmente en el caso en que la reducción de la secreción de próstata no se deba al desarrollo de una infección en curso.

Estudios estadísticos han demostrado que la secreción prostática causa un incremento en la motilidad del esperma y activa la secreción de la vesícula seminal. Un estudio sistemático del fluido seminal en hombres con la fertilidad reducida mostró que igualmente existía una reducción de la mayoria de la secreción prostática. Según esto los autores del siguiente trabajo se preguntaton sobre si la planta que estimula la secreción prostática podría ser útil en el tratamiento de aquellos problemas que presentan fertilidad reducida unida a una secreción prostática reducida. El tratamiento debería en este caso incrementar la cantidad de secreción prostática con una composición fisiológica normal el cual podría permitir por tanto la maduración en condiciones óptimas de los espermatozoides.

Los resultaods de este último estudio mostraron que el P. africanum causaba un incremento de la secreción prostática en los casos de fertilidad reducida y secreción prostática disminuída. El incremento fue más significativo en aquellos casos en los que no existía un estado de infección. Esta mejora de la composición del fluido seminal debería permitir una mejor maduración de los espermatozoides.

Se recomienda en casos de adenoma de próstata, como tratamiento previo a cirugía prostática, en trastornos urinarios post-adenomectomía.

No tiene contraindicaciones. En personas sensibles pueden producir ligeras molestias gástricas.

CIPRES (Cupressus sempervirens)

De este árbol se utilizan los conos o gálbulas y a veces los brotes tiernos.

 

Contiene como fitoconstituyentes principales: leucoantocianinas, taninos catéquicos, esencia (rica en alfa-pineno, canfeno, cadineno, silvestreno, cedrol o alcanfor de ciprés), catecol y tuyona.

Por su contenido en taninos posee propiedades astringentes, antidiarreicas, vasoconstrictoras, antihemorrágicas. Es tónica venosa, protectora de los capilares (leucoantocianinas, catecol, taninos), antihemorroidal (leucoantocianinas, taninos catéquicos, tuyona).

El catecol le confiere acción antiinfecciosa de vías respiratorias, antipirética, antitusígena, antiespasmódica, inhibidora del parasimpático y cierta actividad estrogénica.

Los brotes tiernos poseen 0,2% de esencia rica en pineno, canfeno, terpineol y cedrol que le proporciona una acción antiespasmódica.

Se usa en trastornos venosos como hemorroides, varices, metrorragias, menopausia, etc. También se emplea con éxito en trastornos de próstata e incluso en enuresis.

 
 
 
< Anterior   Siguiente >
 
 
Top! Top!