Advertisement
Búsqueda personalizada
Inicio arrow Educacion Basica arrow Naturaleza Basica arrow PLANTAS MEDICINALES (USOS 12)
sábado, 23 de septiembre de 2017
 
 
PLANTAS MEDICINALES (USOS 12) E-Mail
Calificación del usuario: / 0
MaloBueno 
 
 

PLANTAS MEDICINALES PARA PIEL Y FANERAS

     
     
     

El empleo de las plantas en Dermatología, ya sea en uso interno o en uso externo, es muy antiguo. Actualmente, gracias a un mayor conocimiento de su composición química, se pueden obtener mejores resultados, lo que ha favorecido el desarrollo de la fitocosmética.

Dentro de las plantas medicinales utilizadas en dermatología, debemos diferenciar las utilizadas para uso interno y las de uso externo, aunque muchas de ellas se pueden emplear para ambas formas.

Esta aclaración la hacemos porque las alteraciones cutáneas siempre nos reflejan el estado de medio interno del organismo. Cualquier desequilibrio que se produzca en nuestro cuerpo se manifiesta tamnién en la piel.

Generalmente suele estar relacionada con alteraciones de los órganos de drenaje (hígado, riñones, intestinos) y con desequilibrios del estado hormonal (ovarios, testículos, páncreas). Por tanto dentro de este apartado podríamos incluir gran cantidad de plantas que se repetiran en otros temas. Aquí solo expondremos algunas de ellas, que son las que más solemos utilizar nosotros.

USO INTERNO

  •      
       
         
    Plantas específicas para cualquier tipo de afección en la piel: Bardana, Pensamiento.
  • Plantas que actúan a nivel del hígado y vesícula biliar (coleréticas y colagogas): Diente de león, Achicoria, Alcachofera, Boldo, Fumaria.
  • Plantas que actúan sobre los riñones (diuréticas): Zarzaparrilla, Abedul, Grama, Vara de oro, Brezo.
  • Plantas que actúan sobre los intestinos: Nogal, Mirtilo.
  • Plantas que actúan sobre el páncreas: Nogal, Mirtilo, Abedul, Olivo, Enebro.
  • Plantas de acción estrogénica: Salvia, Ciprés, Sauce, Lúpulo. De acción antiandrogénica: Sauce, Lúpulo.
  • Recordar las plantas con acción antialérgica y antipruriginosas que vimos en el tema de Alergias: Grosellero negro, Fumaria, Pensamiento, Helenio, Marrubio, Helicriso.

USO EXTERNO

Teniendo en cuenta las acciones de mayor interés, podemos distinguir los siguientes grupos:

  • Astringentes. Ejercen esta acción las plantas ricas en taninos y otros tipos de compuestos como ácidos orgánicos, flavonoides, antocianinas, etc. Sus acciones a nivel de la piel en uso externo son: disminución de las secreciones sebáceas, cierran los poros, reafirman la piel, vasoconstrictoras, descongestivas y antiinflamatorias. Sobre todo se emplean en el tratamiento de pieles grasas: Hamamelis, Nogal, Ortiga blanca, Escaramujo, Rosa roja, Zarzamora.
  • Emolientes y suavizantes. Esta acción la posee los mucílagos, pectinas y almidón. Son capaces de retener agua manteniendo una adecuada hidratación y formando una barrera protectora sobre la piel, por lo que ejercen una acción beneficiosas en las pieles secas, prurito, etc.: Lino, Malvavisco, Llantén, Borraja, Saúco, Gordolobo, Violeta, Pensamiento.
  • Antisepticos. Esta acción se debe a que contienen esencia y otras sustancias químicas, como naftoquinonas, lactonas, etc.: Bardana, Calendula, Hipérico, Hisopo, Ajedrea, Anís estrellado, Nogal, Lavanda, Menta, Albahaca, Orégano, Romero, Salvia, Serpol, Tomillo, Propóleo.
  • Antifúngicos (contra los hongos) : Enula, Propóleo, Nogal, Orégano, Tomillo, Ajedrea, Ajo.
  • Cicatrizantes. La cicatrización se favorece con el empleo de plantas con acción astringente (plantas co taninos), antiséptoca (plantas con esencia) y antiinflamatoria (plantas con taninos, mucílago, azuleno) o bién con aquellas que contienen sustancias como la alantoína o el asiaticósido y que favorecen la regeneración epitelial: Centella asiática, Milenrama, Manzanilla romana, Calendula, Cola de caballo, Manzanilla común, Consuelda, Agrimonia, Zanahoria.
  • Para combatir el sudor: Roble, Ciprés, Salvia.
  • Calmantes. Algunas plantas, tales como tila o melisa, se emplean también en uso externo por sus propiedades sedantes.
  • Materias grasas. Ciertos aceites ricos en glicéridos, vitamina E, ácidos grasos esenciales, lecitinas, etc., tienen interés porque ejercen una acción suavizante, protectora e incluso nutritiva sobre la piel. Entre los de mayor empleo figuran los siguientes: Aceite de almendra, olivo, maíz, lino, borraja, germen de trigo.
  • Productos capilares. Estimulantes del folículo piloso: son tonificantes del cuero cabelludo. Los más empleados son el romero y la ortiga blanca. Colorantes: se emplean para teñir el pelo plantas con naftoquinonas como nogal (cabellos castaños), la manzanilla se emplea para dar reflejos rubios al cabello.

 

PLANTAS DE USO INTERNO:

Solo veremos algunas de ellas, pues apareceran en otros apartados.

PLANTAS ESPECIFICAS: Bardana, Pensamiento.

BARDANA O LAMPAZO (Arctium Lappa L.)

     
   
     

Es conocida también como "hierba de los tiñosos".

Se utiliza sobre todo la raíz y a veces las hojas verdes.

La raíz posee materias minerales, sobre todo nitrato de potasio, que junto con su abundante contenido en insulina (glúcido) le confieren una acción diurética. Polienos u poliinos (compuestos insaturados) sobre todo dieno-tetraino (CH3-CH=CH-(C=C)4-CH=CH2). con acciones bactericidas, antifúngico, antibiótica (sobre todo frente a estafilococos) y antidermatósica.

También posee ácidos alcoholes que le proporcionan una acción diurética y colerética, lo que le hace ser una buena planta depurativa. Derivados guanídicos y flavonoides, responsables de la acción hipoglucemiante. Hormonas vegetales (fitohemoglutinina) que produce aglutinación de los hematíes. Trazas de aceite esencial, un poco de tanino, ácido clorogénico y esteroles.

En uso externo es antiseborreica, bactericida y antipruriginosa.

Las hojas, sobre todo las jóvenes, contienen un principio amargo (arctiopicrina) que le proporciona una actividad antibacteriana y antifungicida (contra los hongos). Posee también una lactona sesquiterpénica con propiedades antibióticas frente a bacterias Gram+ (estafilococos, estreptococos, neumococos, etc).

Los frutos poseen un principio amrgo (arctigenina) con acción antitumoral.

Se usa en afecciones de piel: forunculosis, antrax, acnés, dermatosis, eccemas, micosis cutáneas (hongos). Reumatismos, gota, diabetes, enfermos prediabeticos con forunculosis de repetición, etc. En uso externo: heridas, úlceras varicosas, pieles grasas, caida de cabello, cabellos grasos, mordeduras de viboras.

PENSAMIENTO (Viola tricolor)

     
   
     

 

Es conocida también como trinitaria. Empezó a ser usada en Europa en el sigloXVI. Se utiliza la planta entera florida y las flores.

Contiene saponinas a las que debe su acción diurética, depurativa, antidermatósica (antripruriginosa) y expectorante. Posee también mucílagos, derivados salicílicos, taninos, pigmentos flavónicos (violaquercetina, rutósido), carotenoides (violaxantina) que refuerzan sus acciones. Es ligeramente laxante (mucílagos).

Es eficaz en caso de afecciones de piel (cané, eczema, psoriasis, dermatosis, impétigo, etc) tanto de los niños, como de los adultos. En afecciones respiratorias (bronquitis, tos seca, etc). En reumatismos.

Puede utilizarse tanto en uso interno como externo. Los tratamientos con esta planta deben de ser prolongados, dando muy buenos resultados sobre todo en afecciones de piel.

PLANTAS DIURETICAS: Zarzaparrilla, Abedul, Grama, Vara de oro, Brezo.

 

 

ZARZAPARRILLA (Smilax regelii Killip et Morton.)

 

     
   
     

Se utiliza la raíz y el rizoma.

Contiene sobre todo saponósidos esteroideos, el principal es el sarsasaponósido que por hidrólisis da sarsasapogenina, dos moléculas de glucosa y una de ramnosa. Se ha separado otro esmilasaponósido cuya genina, la esmilagenina, es isómero de la sarsasapogenina. También posee almidón, resina, trazas de aceites esenciales, fitosteroles y materiales minerales, sobre todo, de potasio.

Las geninas (sarsasapogenina y esmilagenina) se utilizan para la síntesis parcial de cortisona y otros esteroides.

Sus propiedades son: diuréticas, favoreciendo la eliminación de los deshechos del organismo. Depurativo. Facilita la elimnación de la urea y del ácido úrico (antiurémico). Ligeramente hipolipemiante. Favorece la absorción de otras sustancias.

La zarzaparrilla se ha utilizado desde antiguo como antisifilítico, antirreumático, sobre todo en casos de gota, y contra diversas enfermedades cutáneas (eccemas, herpes, psoriasis...).

PLANTAS DE USO EXTERNO:

Solo veremos algunas de ellas, pues también aparecen en otros apartados.

PLANTAS ASTRINGENTES: Hamamelis, Nogal, Ortiga blanca, Escaramujo, Rosa roja, Zarzamora.

ROSAL SILVESTRE O ESCARAMUJO (Rosa canina L.)

 

     
   
     

Parte utilizada: hojas, flores (pétalos) y frutos.

Principios activos: ácidos orgánicos (ac. galico, málico y cítrico), azúcares y pectina, tanino, aceite esencial, pigmentos carotenoides y flavonoides. Los frutos contienen una gran riqueza en vit. C, A, aneurina, riboflivina y ácido nicotínico.

Sus propiedades son antidiarréico, astringente y cicatrizante. Diurético. Acción vitaminica P (aumenta la resistencia capilar y disminuye su permeabilidad). Por su riqueza en vit. C incrementan las resistencias del organismo frente a las infecciones. También le atribuyen acción hipoglucemiante y antiespasmódica.

Aromatizan pomadas con el aceite. En el siglo XVI con el agua de rosas se hacía un colirio.

Usos: Diarreaas, fragilidad capilar, edemas, varices, hemorroides. En uso externo se utiliza en afecciones bucofaringeas (aftas, estomatitis, faringitis) en forma de gargarismos. Afecciones oculares (blefaritis, conjuntivitis). Vaginitis. Heridas y úlceras cutáneas.

ROSA ROJA (Rosa gallica L.)

 

     
   
     

Se utilizan los petalos.

Posee abundantes taninos con acción astringente, antidiarreica, antiinflamatoria y cicatrizante.

Antocianinas que le proporcionan el color y contribuyen junto con la esencia (geraniol y citronelol) a su acción antiseptica. También posee derivados flavónicos (quercitrosido) y ácido gálico.

Se utiliza en uso interno en diarreas, gasroenteritis. En uso externo en afecciones oculares (conjuntivitis), afecciones bucofaringeas (aftas, amigdalitis, estomatitis, gingivitis, etc), vaginitis, leucorrea, afecciones cutáneas (eccemas, prurito, etc).

PLANTAS EMOLIENTES O SUAVIZANTES: Lino, Malvavisco, LLantén, Borraja, Saúco, Gordolobo, Violeta, Pensamiento.

VIOLETA (Viola odorata L.)

 

     
   
     

Se utilizan las flores y las raíces.

Las flores contienen mucílago, trazas de ácido salicílico, aceite esencial constituido por aldehídos y alcoholes alifáticos no saturados (nonadienal, nonadienol y octodienol), eugenol, alcohol benzílico y una cetona no saturada (la parmona). Pigmentos antociánicos (glucósido de la delfinidina) responsables del color, flavonoides (rutósido o rutina) y pigmentos carotenoides.

Sus propiedades son emolientes, antitusivas (mucílagos), sudoríficas y antiinflamatorias (äcido salicílico).

La raíz por su contenido en saponósidos y alcaloides (la odoratina), posee propiedades antiinflamatorias, expentorantes e hipotensoras (odoratina). A dosis altas es emética (que provoca el vómito).

Se utiliza en afecciones respiratorias (catarros, gripes, bronquitis, etc) y afecciones del aparato digestivo (gastritis, úlceras gastroduodenales, etc).

PLANTAS ANTISEPTICAS: aquí únicamente expondremos las acciones en uso externo de la esencia, dejando la exposición del resto de las acciones y aplicaciones para las afecciones correspondientes. Plantas: Bardana, Calendula, Hipérico, Hisopo, Ajedrea, Anís estrellado, Nogal, Lavanda, Menta, Albahaca, Mejorana, Orégano, Romero, Salvia, Serpol, Tomillo, Propóleo.

 

     
   
     

HISOPO (Hyssopus officinalis L.)

Su aceite esencial contiene beta-pineno, alfa-pinocanfeno, felandreno, tuyona, borneol, limoneno, geraniol, etc.

En uso externo es antiséptico, antiviral y cicatrizante.

Se utiliza en heridas, llagas, equímosis (cardenales), infecciones de la piel, eczemas, etc.

Modo de empleo: aplicar la esencia pura o diluída en alcohol sobre la parte afectada.

 

 

 

     
   
     

 

ANIS ESTRELLADO (Illicium verum HooK.)

Su esencia rica en anetol y carburos terpénicos (felandreno, limoneno, dipenteno), aldehidos, cetonas anísicas, cineol, estragol y safrol en uso externo es antiséptica.

 

 

 

 

 

LAVANDA (Lavandula officinalis Chaix.)

     
   
     

Su aceite esencial contiene alcoholes terpénicos libres (linalol, sobre todo, geraniol y borneol), esteres de estos alcoholes terpénicos, cineol, limoneno, l-pineol, cariofilleno, cumarinas, etc.

En uso externo es bactericida, antiséptico, parasiticida, insecticida y cicatrizante.

Se utiliza en llagas de todo tipo, fístulas, heridas, quemaduras, picaduras de insectos, eczemas, acné, dermatosis, afecciones pulmonares, leucorreas, en fricciones antirreumáticas, etc. Se usa mucho en perfumería y cosmética.

Modo de empleo: disolver la esencia en alcohol y utilizar en fricciones en reumatismo y sobre eczemas y heridas. También se puede disolver en aceite de oliva o en agua.

OREGANO (Oríganum vulgare L.)

 

     
   
     

Su esencia contiene fenoles (carvacrol, timol), alcoholes libres y esterificados (sobre todo acetano de geraniol), carburos (p-cimeno, alfa-terpineno, origaneno), un glucósido, saponosido, etc.

En uso externo es bactericida, antiséptico, antálgico y parasiticida.

Se utiliza en celulitis, reuma muscular y articular, pediculosis (piojos).

Modo de empleo: aplicar la esencia pura sobre la parte afectada. En dolores reumáticos: disolver 5 g. de esencia en 95 g. de alcohol de romero y friccionar el linimento sobre la zona dolorida..

 

 

 

ROMERO (Rosmarinus officinalis L.)

     
   
     

Su aceite esencial contiene pineno, canfeno, cineol, borneol, alcanfor, resina, etc.

En uso externo es cicatrizante, antineurálgico, antirreumático, parasiticida, antiséptico y estimulante del cuero cabelludo, piojos, cansancio general, etc.

Modo de empleo: en fricciones con la esencia diluida en alcohol al 2%. En debilidad y fatiga, utilizar en baños junto con otras esencias: mente, melisa, tomillo, etc.

 

 

 

 

TOMILLO (Thymus vulgare L.)

     
   
     

Su aceite esencial contiene hasta un 60% de timol y carvacrol, terpenos (terpineno, cimeno), alcoholes (borneol, linalol), etc.

En uso externo es antiséptico, bactericida, vermífugo, revulsivo, cicatrizante, antivenenoso, parasiticida, antipútrido y antirreumático.

Se utiliza en dermatosis, forúnculos, heridas, leucorreas, cuidados de dientes y encías, desinfección cutánea, caída de cabello, reumatismos articulares y musculares, piojos, etc. En afecciones respiratorias (gargarismos).

Modo de empleo: diluir la esencia en alcohol o en una solución jabonosa (para la desinfección de las manos. en cirugía, etc.). En inhalaciones o gargarismos para afecciones respiratorias asociado o no con pino y eucalipto.

PLANTAS CICATRIZANTES: Centella asiática, Milenrrama, Manzanilla romana, Calendula, Cola de caballo, Manzanilla común, Consuelda, Agrimonia, Zanahoria.

CENTELLA ASIATICA (Centella asiática L.)

 

     
   
     

Se utilizan las hojas.

Antiguamente era conocida y utilizada en Madagascar y la India para el tratamiento de heridas, llagas, úlcerasy la lepra, en forma de jugo de la planta fresca.

En su composición destaca el contenido en saponinas triterpénicas (el asiaticósido, es el más importante, centellosido, bramosido y braminósido), azúcares (madecacósido), aceite esencial y taninos.

Dentro de sus acciones destaca su gran poder cicatrizante por estimular la mitosis celular y favorecer la biosíntesis del colágeno a nivel del tejido conjuntivo. También posee propiedades antiinflamatorias, antisépticas, vulnerarias, revitalizantes, tónicas venosas y protector capilar.

En uso interno es diurética y febrífuga, pero se utiliza poco debido a que puede provocar trastornos digestivos (naúeas, dolores gastricos).

Se utiliza en uso externo en caso de úlceras varicosas, llagas, heridas, quemaduras, afecciones cutáneas (eczemas, eritemas, psoriasis, etc), afecciones genitales (cervicitus, vulvovaginitis, etc).

ZANAHORIA (Daucus carota)

 

     
   
     

Se utiliza la raíz sobre todo.

La raíz fresca de zanahoria posee glúcidos (glucosa, sacarosa, pectina), prótidos y pocos lípidos. Es bastante rica en vitamina C, B1 y B2 y sobre todo en caroteno (hasta 10 mg. por 100 g.) o provitamina A, trasformada en el hígado en vitamina A.

Son interesantes en la alimentación sobre todo por la cantidad de provitamina A (antidermatósica, antianémica, cicatrizante gastrica), por la presencia de pectina y en mucílago urónico (antidiarréico), se emplea en dietética infantil, en las diarreas infantiles, en las dermatosis, gastritis, úlceras gastroduodenales y la disminución de la agudeza visual.

Encierra sustancias hipoglucemiantes, lo que les hace un alimento recomendable en los diabéticos.

Según Weiss, sería activa contra los oxiuros, en los niños, pero debe constituir el único alimento durante 48 horas.

La pulpa de zanahoria ha sido empleada, en aplicaciones externas, contra diferentes afecciones cutáneas, ya que calma el prurito.

Los frutos, contienen una sustancia antiespasmódics y cardio-activa cuyo efecto se parecería al de la teofilina. Numerosos autores han señalado la presencia de un compuesto coronario dilatador cuya estructura no ha sido determinada. Su aceite esencial se muestra antimicrobiano.

Las simientes y semillas son diuréticas, colagogas, eupépticas (compuestos de estructura mal conocida).

PLANTAS PARA COMBATIR EL SUDOR: Salvia, Roble, Ciprés.

SALVIA (Salvia officinalis)

     
   
     

Se utilizan las hojas.

Contiene principios activos ricos en: flavonoides (glucósidos de luteolol y apigenol), ácidos fenoles (caféico, clorogénico, rosmarínico), taninos catéquicos (si se tiene almacenada mucho tiempo se transforman en flobafenos inactivos), principio amargo (la picrosalvina: lactona diterpénica), aceite esencial (tuyona: cetona terpénica, y derivados terpénicos (pineno, cineol, borneol libre y esterificado, D y DL alcanfor). Su composición varía según la época de recolección y las subespecies.

Posee propiedades coleréticas y antiespasmódicas (flavonoides y ácidos fenólicos).

Es antisudoral, debido a la tuyona que bloquea las terminaciones nerviosas de las glándulas sudoríparas. Las glándulas sudoríparas y los vasos sanguíneos están inervados por fibras simpaticas colinergicas, el resto son fibras simpaticas adrenergicas. Por su aceite esencial, la salvia, bloquea a la acetilcolina y por lo tanto a las fibras simpaticas colinergicas, por lo que cesa el sudor.

A dosis terapeútica es emenagoga. También posee acción simpaticomimética, eupéptica, antiinfecciosa, tónica, estimulante y estrogénica, por su contenido en aceite esencial (tuyona). Es hipoglucemiante, antigonadotrópica, detiene la lactancia, bactericida, antibiótica (picrosalvina), antioxidante (picrosalvina y ácido rosmarínico).

En uso externo es astringente, antiséptica y cicatrizante (taninos). Se utiliza en forma de gargarismos en la anginas, aftas, gingivitis, inflamaciones bucofaringeas, etc.

Indicada en alteraciones de la menstruación (amenorrea, dismenorrea, leucorrea), menopausia, cansancio psíquico e intelectual, digestiones lentas, flatulencias, hipotensión, exceso de sudoración.

Contraindicada en insuficiencia renal, inestabilidad neurovegetativa, embarazo y lactancia. A dosis altas es convulsivante, neurotóxica y analgésica de las terminaciones nerviosas.

 
Fuente : Carlos Martín Dominguez
 
 
< Anterior   Siguiente >
 
 
Top! Top!